viernes, 30 de noviembre de 2012

Tarea 13 Ejercicio de reescritura


El diseño y sus características interactivas como medio para desarrollar la socialización de personas con debilidad auditiva.

Antecedentes.

Actualmente se vive una época en la que el diseño es parte de nuestra vida diaria pues el hombre participa activamente en el cambio constante de las cosas que le rodean.  A partir de la actividad proyectual se determinan las propiedades formales de los objetos, es decir las relaciones funcionales, estructurales y las interacciones que tienen los mismos con el hombre, logrando así proyectar sistemas o productos que tengan una interacción directa con el usuario.

Esta interacción se presenta como una de las características preponderantes del diseño ya que  referencia a aspectos técnicos como intensidad, dirección y frecuencia del flujo de información entre un emisor y un receptor.  Esta, significa influencia recíproca según el diccionario RAE.

La influencia reciproca, se da dentro de los medios de comunicación y es por esta razón que abarcaremos los diferentes canales, los cuales corresponden a nuestros cinco sentidos y a las formas de expresión como son el lenguaje y los gestos.

Para el desarrollo de esta investigación se plantea el uso del diseño con un enfoque preponderante en su interactividad la cual ya se definió anteriormente, así como en la multimodalidad como una progresión de la interactividad.

La información que se transmite en el ciclo de la comunicación siempre llega en diferentes modos y la combinación de estos modos es a lo que se llama multimodal.  El diseño multimodal presenta interfaces de acuerdo a las necesidades del usuario y sus especificidades, a partir de los cinco sentidos y permite proveer al usuario de varias formas de interacción a través de diferentes canales de comunicación.   Es por esto que cada usuario puede ser capaz de interactuar de diversas formas y dependiendo de sus características individuales puede hacer uso de interacciones multimodales compuestas por sistemas que se adapten a sus necesidades. 

La palabra interactividad tiene varias características que analizaremos a continuación. Una de ellas es la asincronía es decir, que no es necesario que el receptor y el emisor se pongan de acuerdo en un momento específico para que exista la comunicación, sino que el mensaje está dado de tal forma que en el momento en el que el receptor elija interactuar podrá recibir el mensaje.

Bettetini (1995) señala que la interactividad no requiere ser lineal es decir, el mensaje que se transmite no sigue una secuencia de principio a fin.  En todo caso, para que exista la interactividad se requiere tener la posibilidad de diferentes secuencias para llegar al mensaje.  En este sentido el receptor se convierte en una parte activa dentro del proceso de comunicación pues interviene totalmente su decisión en la recepción del mensaje.

Dentro de la interactividad el receptor controla el mensaje pues decide o escoge la parte del mensaje que le interesa más.  Sin embargo se establece con anticipación el nivel de interactividad que se le dará al mensaje y esto lo realiza el emisor. 

Los medios por otro lado determinarán los niveles de interactividad que se podrá lograr a partir de sus límites de comunicación.

Ahora bien, el diseño interactivo se basa en esta capacidad de control del mensaje por el receptor, para el desarrollo de las experiencias, dando importancia a la retroalimentación que se da de un lado a otro y la fuerza que tiene la acción y la retroalimentación.  De hecho una forma de diseñar mejores interacciones es dando importancia a la retroalimentación intrínseca ya que permitirá identificar otras alternativas de interacción.

Cuando un usuario interactúa con un producto, genera un proceso cíclico de percepción, pensamiento, reconocimiento y actuación. Monk (1998)

La combinación de la multimodalidad es muy útil para el desarrollo de interacciones que se adapten al usuario discapacitado con sus necesidades específicas.  Es así como por ejemplo, una persona con una discapacidad o con múltiples discapacidades requerirá de un diseño multimodal que se adapte a su contexto. 

La información que se quiere transmitir tiene que adaptarse a las capacidades del usuario y optimizar la acción.  En el caso de la gente con discapacidad auditiva será necesario enfocar el diseño en la comunicación visual en lugar de en la comunicación auditiva.

Durante los últimos años, las investigaciones multidisciplinarias desarrolladas, han aportado nuevos elementos para la reflexión sobre la sordera.  Estos estudios se han venido produciendo desde los años sesenta y se han convertido en factores de cambio. (Galcerán, 1988)

La discapacidad auditiva se refiera a la falta o disminución de la percepción auditiva, debido a la pérdida en algún lugar del aparato auditivo.  Esta discapacidad no aparece con características físicas evidentes y el lenguaje natural que se usa para la comunicación es visual gestual con lenguaje de señas. 

La pérdida auditiva tiene como consecuencia una afectación en el desarrollo integral de la persona y la mayoría de las veces es una situación que no se considera.  Algunas de las consecuencias son la baja atención o dispersión, deficiencia en el desarrollo cognitivo, dificultad de percibir la voz o sonidos bajos y dificultades de comunicación y aislamiento social, alterando su integración en un grupo.

 A través de propuestas de diseño se podrán sugerir actividades que fomenten el desarrollo de las capacidades en las personas con deficiencia auditiva.  Sin embargo, se plantea contar con opciones de interactividad a todos los niveles sensoriales llamado diseño multimodal.

La diferencia en estas opciones radica en el grado de interacción que se pretende alcanzar.  Con el diseño multimodal  la comunicación e interacción, así como la retroalimentación se potencializan por el uso de todos los sentidos en un mismo diseño y se fomentan mayores posibilidades de desarrollo de la socialización en las personas con discapacidad auditiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario