lunes, 23 de mayo de 2011

¿Cómo se hace una investigación?

De los materiales que ha compartido la maestra Matilde anexo un enlace para descargar el texto "Cómo se hace una investigación"

http://db.tt/1momPoT

3 comentarios:

  1. Sensibilidad para acercarse al arte
    Anoche fui a la presentación de una lectura en voz alta con la primera actriz Yolanda Mérida. Este es un programa que El Centro Nacional de las Artes y Bellas Artes llevan a todo el país.
    El mes pasado fui a otra lectura con otra gran actriz: Alma Muriel.
    En estas presentaciones se me vinieron a la mente muchas cuestiones, además de los pasajes que llegaban a mi mente por los temas leídos. Es decir, antes, durante y al término de la lectura estuve observando el comportamiento de la gente.
    Creo que cuando un público asiste a un espectáculo debe ir con una buena disposición a recibir lo que va a escuchar y ver. Debe existir esa sensibilidad por el arte, por el artista y por las personas que asisten al recinto.
    Para quienes nos gusta el arte y que hemos estado rodeados de éste, entendemos perfectamente que, no todos lo ven con los mismos ojos ni con el mismo respeto. Seré más específico.
    Entiendo que el programa que han lanzado estas instituciones tiene como objetivo que los mexicanos leamos más. Pero para leer se necesita una actitud, disposición, espacio o condiciones ambientales apropiadas para emprender una lectura.
    Por ejemplo cuando Alma Muriel se presentó en el recinto, echó una mirada general, prácticamente a todos y cada uno de los asistentes, y con su mirada firme y penetrante lanzó un mensaje silencioso de que tal o cual persona no debía estar en el recinto.
    Yo entendí el mensaje, pero parece que los señalados por ella no.
    Para calentar motores, comenzó una conversación previa a su lectura-actuación y… surgió el primer ruidito, reviró y con su mirada señaló al sujeto ruidoso y le señaló la puerta. Este sujeto era una señora que llevaba un niño pequeño que más no pudo soportar la mirada y se salió. Se entiende que en estos espectáculos no deben llevar niños de brazos.
    Comenzó su lectura, y hubo otras personas más que continuaban generando ruidos con las butacas o murmullos. Esta vez la actriz fue más directa, pidió que iluminaran el recinto y preguntó si no estaban a gusto o no se escuchaba la lectura. Las personas “marcadas” fueron saliendo poco a poco hasta que quedó el “público selecto”.
    Creo que la actriz andaba de malas porque perdió su maleta en el vuelo, pero la verdad también se entiende que para acercarse al arte se necesita no solo sensibilidad, sino respeto, que muchos aún les falta por demostrar y que si no lo entienden así, tendrán la mala pata de pasar vergüenzas públicas, como en el caso de la señora, la maestra y primera actriz Alma Muriel.

    ResponderEliminar